Sanidad, Industria y Farmacia salen a defender el modelo farmacéutico español ante el informe de la CNMC


22-10-2015

El aval jurídico a nivel estatal y europeo y la aceptación política y social, claves para el CGCOF. Sanidad emitió este miércoles un comunicado reaccionando al informe.

En relación con el “Estudio sobre el Mercado de Distribución Mayorista de Medicamentos en España” hecho público por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, a la espera de un estudio pormenorizado del informe, ha querido manifestar su opinión en ...

En relación con el “Estudio sobre el Mercado de Distribución Mayorista de Medicamentos en España” hecho público por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, a la espera de un estudio pormenorizado del informe, ha querido manifestar su opinión en un certero comunicado que, básicamente, defiende a ultranza el modelo farmacéutico vigente ante la opinión del CNMC. También es el caso de Sanidad, que en un comunicado reaccionó como cabe esperar al informe asegurando que “el Ministerio de Sanidad reitera su firme compromiso con el modelo español de farmacia, según el cual, para ser titular de una oficina de farmacia hace falta ostentar la condición de farmacéutico y la propiedad de éstas está regulada por las Comunidades Autónomas y por la legislación estatal”.

Los modelos regulados de Farmacia – como el español - han sido ya analizados y motivo de varias sentencias por el Tribunal Europeo de Justicia, en las que se ha establecido que dicha regulación no es contraria al Derecho de la Union Europea y está justificada al ser beneficiosa para los ciudadanos y el sistema nacional de salud.

El Tribunal de Justicia Europeo ha reconocido que la salud y la vida de las personas ocupan el primer puesto entre los bienes e intereses protegidos por el Tratado de la Unión y que corresponde a los

Estados miembros decidir qué nivel de protección de la salud pública pretenden asegurar y de qué manera debe alcanzarse ese nivel. En España tanto la Administración central como las Comunidades Autónomas – de todo signo - han afianzado un modelo de Farmacia que garantiza el acceso a la prestación farmacéutica en condiciones de igualdad efectiva, calidad, equidad y cohesión para todos los ciudadanos en todo el territorio del Estado sea cual sea su comunidad de residencia; y que cuenta con el consenso político y social.

Esta regulación permite, entre otros, que el 99% de la población disponga de una farmacia en su lugar de residencia o que sea uno de los países de Europa en el que más farmacias se abren cada año, mientras en otros países se han cerrado. En la actualidad, la Profesión Farmacéutica y las diferentes administraciones están trabajando para desarrollar la función asistencial del farmacéutico comunitario y de la red de 21.854 farmacias, establecimientos estratégicos para el Sistema Nacional de Salud por su profesionalidad, cercanía y accesibilidad a la población.

Este tema se está abordando en profundidad en Valencia, que acoge hasta el 23 de octubre el XIII Congreso Nacional de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) con el lema ‘FARMACIA:Empresa de salud en continua evolución’.

La Sanidad en bloque ya ha salido a defender el modelo farmacéutico vigente. Por ejemplo, podemos encontrar una respuesta clara y contundente de Rafael Borrás, director de Relaciones Institucionales y Comunicación del grupo TEVA, en su blog personal. Allí manifiesta: “La Comisión nacional de mercados y la competencia ha emitido este miércoles un informe de 152 páginas a través del cual insta a que se liberalice el sector farmacéutico. Parece una guía rápida de como romper y cambiar un sector que funciona en nuestro país”.




,