El sector sociosanitario y farmacéutico catalán exige a las administraciones medidas urgentes ante los impagos

Las entidades se han unido de urgencia para presentar un manifiesto conjunto en el que piden a las administraciones un pago inmediato de la deuda acumulada, que supera los 2.000 millones de euros, y alertan del riesgo que esto supone para la salud de los ciudadanos.

PIMEC, la Plataforma Multisectorial contra la Morositat (PMcM), la Associació Catalana d’Entitats de Salut (ACES), el Consell de Col·legis Farmacèutics de Catalunya (CCFC), la Federació d’Associacions de Farmàcies de Catalunya (FEFAC), la Federación Española de Distribuidores Farmacéuticos (FEDIFAR), la Federación Española de Técnicos Ortopédicos (FETOR) y la Unió de Petites ...

PIMEC, la Plataforma Multisectorial contra la Morositat (PMcM), la Associació Catalana d’Entitats de Salut (ACES), el Consell de Col·legis Farmacèutics de Catalunya (CCFC), la Federació d’Associacions de Farmàcies de Catalunya (FEFAC), la Federación Española de Distribuidores Farmacéuticos (FEDIFAR), la Federación Española de Técnicos Ortopédicos (FETOR) y la Unió de Petites i Mitjanes Residències (UPIMIR) se han reunido por primera vez de forma conjunta para reclamar a las administraciones la aplicación de medidas urgentes para solucionar la grave situación que está sufriendo el sector sanitario y farmacéutico ante los reiterados impagos.

A día de hoy, la Generalitat les adeuda  alrededor de 2.000 millones de euros: 1.500 millones a centros sociosantiarios y concertados (un 33% de la factura de junio, y los meses enteros de julio, agosto, septiembre y octubre); 340 millones a las farmacias (facturas de julio, agosto y septiembre), y entre 60 y 80 millones a los centros de ortopedia.  

Como así han asegurado todas las entidades reunidas hoy en la sede de PIMEC, la situación es insostenible y de máxima urgencia por la falta de corresponsabilidad de las administraciones. Consideran inaceptable que un derecho básico y fundamental como es el de la salud (incluyendo la protección social al dependiente) no esté garantizado. Antoni Cañete, secretario general de PIMEC y presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morositat (PMcM), ha destacado que “tanto la directiva europea como la ley española obligan a pagar a 30 días en el ámbito público y, por tanto, es difícil explicar que los plazos de pagos se estén empeorando, en un momento en el que las recaudaciones de impuestos han subido. No se puede jugar con un derecho básico como la salud”. El mismo Cañete ha leído algunas de las medidas urgentes que reclama el sector sociosanitario y farmacéutico catalán como la llegada inmediata del FLA extraordinario para afrontar la deuda acumulada y las obligaciones a terceros así como la determinación de un calendario de liquidación para la deuda restante. Asimismo, exigen que se cumplan los plazos de pago que determina la ley y los conciertos y que se implante un nuevo sistema de financiación que evite la situación de asfixia de los centros hospitalarios y las farmacias.

Jordi de Dalmases, presidente del Consell de Col·legis Farmacèutics de Catalunya, ha reiterado la necesidad de solucionar la grave situación que desde hace cuatro años están viviendo las farmacias catalanas:“Hemos cumplido nuestro deber y no hemos dejado a nadie sin medicamentos, por eso pedimos que las administraciones asuman su responsabilidad puesto que la salud es una necesidad básica y todos hemos de hacer lo que esté en nuestras manos para garantizar este derecho”. Dalmases ha puntualizado que en el actual marco “la administración nos sanciona con un 20% de intereses si retrasamos un día los seguros sociales mientras que a nosotros nos retrasan los pagos a 120 días sin permitirnos saber cuándo se activará ese FLA extraordinario”. El presidente de los farmacéuticos catalanas no ha descartado nuevas movilizaciones o huelgas si no se aplican medidas urgentes, aunque ha asegurado que hay que ir con mucho cuidado porque esto podría tener consecuencias en la salud de los ciudadanos.

Por su parte, el presidente de FEFAC, Antoni Torres, ha manifestado que “el gasto público de medicamentos en Catalunya se ha reducido un 27% en los últimos cinco años, pasando de 1.863 millones de euros en 2009 a 1.355 en 2014, es decir, 508 millones de euros menos, mientras que el presupuesto en Salud durante el mismo periodo ha pasado de 9.400 millones a 8.290 millones, lo que supone 1.110 millones menos”. Estas cifras significan que casi 1 de cada dos euros de recortes en salud han sido aportados por las farmacias catalanas.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts