publicidad

Farmacia Comunitaria    Industria Farmacéutica    Legislación Farmacéutica   

farmaceacuteutico co

En la tarde de este martes, 19 de abril, el Instituto de Formación Cofares (IFC) ha introducido a varios centenares de farmacéuticos comunitarios en un terreno que, tarde o temprano, formará parte de su quehacer diario: Los medicamentos biológicos y su extensión terapéutica post-patente a través de los biosimilares

La farmacéutica comunitaria Yolanda Tellaeche, directora general del Instituto de Formación Cofares (IFC) moderó la mesa de expertos sobre "Medicamentos Biológicos y Biosimilares” en el auditorio de la cooperativa líder en distribución farmacéutica. Como preámbulo se refirió a todos aquellos medicamentos biológicos que carecen de cupón-precinto y que por tanto no es previsible que sean susceptibles de dispensación en oficinas de Farmacia. Frente a estos medicamentos de uso exclusivamente hospitalario, la también consejera de Grupo Cofares pidió a sus colegas de profesión reivindicar los medicamentos que salieron de la órbita de las farmacias de calle para ser dispensados en Farmacia Hospitalaria, únicamente por decisiones administrativas fundamentadas en razones de ahorro. Por eso, animó a que los farmacéuticos comunitarios como ella misma reivindiquen la vuelta de esos medicamentos a la dispensación en oficina, por un lado, y que los mismos profesionales se preparen para atender a sus pacientes cuando vuelven de los hospitales a sus domicilios, demostrando como siempre su gran proximidad al ciudadano y preparación técnica.

Con su proverbial elocuencia universitaria el profesor Francisco Zaragozá reparó en la prevención que tienen numerosos farmacêuticos comunitários a tener medicamentos de alto coste en sus boticas, por lo onerosas que les resultarían las devoluciones. Dicho esto, alabó el poder de ahorro que aportan los medicamentos biológicos al evitar reingresos y el uso de tratamentos pre-existentes menos eficaces y con mayores efectos secundarios. A continuación repasó la sínteses química de los medicamentos que con el tiempo ha dado lugar a la ingeniería genética. Como ejemplo puso las formulaciones extraídas de la hoja de coca (cocaína y procaína) y los antiparkinsonianos derivados de la belladona, facilitando también al auditório un interessante pasaje de la história de la Medicina en el que el doctor Cooper llegó a robar un cráneo en Nueva York para comprobar una interessante hipóteses de trabajo que dio lugar a una técnica quirúrgica contra la enfermedad de Parkinson. Desde este extremo, también analizó parte de los avances que ha supuesto el desarrollo de los anticuerpos monoclonales. En cuanto al precio de los medicamentos biológicos, zanjó la cuestión diciendo que los últimos tiempos parecen demostrar que los medicamentos “caros” se reservan para los hospitales, mientras que para las oficinas de farmacia queda el “menudeo”. Al decir esto, Zaragozá reconoció que estaba haciendo una afirmación fuera de toda corrección política.

Por parte de la Industria farmacéutica participó Federico Plaza, vicepresidente del Instituto Roche y responsable de relaciones con las instituciones y los pacientes de la farmacéutica del mismo nombre, quien aportó la visión de la industria sobre el presente y el futuro de los medicamentos biológicos. Plaza, que aseguró estar tan entusiasmado ahora como si volviera a estudiar la carrera de Farmacia, ya que hay tantos adelantos, pero también reconoció sentir vértigo por todas las posibilidades que ofrecen los medicamentos biológicos. Sobre este tema, definió a su compañía Roche como una farmacéutica de base química en su origen, pero que a partir de los primeros años de los 90 del siglo XX se reconvirtió hacia los medicamentos biológicos, con una especialización prácticamente exclusiva en Oncología. Según Plaza, en los próximos años va a haber entre 220 y 230 nuevos medicamentos, de los cuales la mitad serán  biológicos, y el 50% de los mismos se dedicarán al Cáncer, siendo el resto fármacos huérfanos y medicamentos indicados para las enfermedades autoinmunes. En una larga marcha que trasciende la era de las insulinas y eritropoyetinas para entregarse plenamente a la proliferación de los anticuerpos monoclonales.

Finalmente, el jurista Julio Sánchez Fierro abordó los aspectos legales de los medicamentos biológicos. Entre otros textos legales cito la actualización de la Ley de Garantías de la Sanidad (2015) y la Ley de Autonomía del Paciente, para que este sea conocedor de los tratamentos que recibe a través de un consentimiento informado debidamente normalizado. También advirtió Sánchez Fierro del peligro de que cualquier profesional sanitario, especialmente farmacêutico, que realice la sustitución de un medicamento biológico, sin indicación expresa del médico prescriptor. Así mismo emplazó a los presentes al momento en que Europa y los estados membro adopten unas reglas claras sobre intercambiabilidad de medicamentos biológicos, algo hoy por hoy contrario a la ley.

Como resumen los 3 ponentes y la moderadora coincidieron al afirmar que los farmacéuticos comunitarios deben concocer las terapias hospitalarias de sus vecinos y pacientes, ya que tienen que jugar un papel esencial en la mejora de su calidad de vida, dentro de un panorama generalizado de envejecimiento de la población ampliamento cronificado.

PIE DE FOTO:   Federico Plaza (Roche), Jesús Sánchez Fierro (MSSSI), Yolanda Tellaeche (IFC) y Francisco Zaragozá (Universidad de Alcalá de Henares)


Seguir leyendo...

por Publimas Digital,S.L.


Copyright © 2018 - All Rights Reserved - EDIMICROS Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com. La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación. https://www.imfarmacias.es/ está inscrita el 30/05/2012, como soporte válido en el Registro de la Generalitat de Catalunya, Departamento de Salud.